Se tiene información que la Misión Evangélica llegó al sector de Logroño en el año de 1932, se establecieron junto al río Chupientza (a 2 Km. de hoy Logroño), en donde construyeron la pista de aterrizaje, obra vital para la comunicación en aquel entonces. Su trabajo era intenso a mas de ser guías espirituales contribuían con el desarrollo socio-económico del sector.

En 1952 el Rvdo Albino Gómez Coello coordinó la construcción de la primera capilla “San Pedro”, junto a la plaza central, lo que marcaba un hito en la iniciación del centro urbano.

Desde inicio de la conquista española hasta la independencia del Ecuador, el afán de los conquistadores fue de apoderarse de grandes territorios y riquezas, para ello era necesario someter a  los nativos y ponerlos a su servicio, fundaron varias ciudades a las cuales bautizaron con nombres españoles, en la región Oriental se conoce que fundaron LOGROÑO DE LOS CABALLEROS, pero no les fue posible someter a los aborígenes ya que estos no lo permitieron al destruir la ciudad y diezmar a los españoles que en ella se encontraban; bien, estos datos no se puedan afirmar con seguridad que sucedieron donde hoy se asienta Logroño, pero se ha constituido  en la versión que los ciudadanos en la actualidad lo consideran como verdadera.

PRIMEROS COLONIZADORES

Luego de transcurridos muchos años, de la destrucción de la ciudad colonial llamada “Logroño de los caballeros”; Por datos obtenidos de los habitantes nativos de la zona y ellos a través de sus ancestros afirman que hubo un verdadero asentamiento en este mismo lugar, motivo principal para que más tarde los primeros colonizadores la identifiquen con el nombre de Logroño “Tierra de los Caballeros” a este lugar en memoria y reconocimiento a su nombre histórico.

En 1932 un grupo de misioneros evangélicos acompañados de Santiago Lafebre, quien desempeñaba las funciones de profesor evangelizador, llegan y se radican junto al río Chupientza a 2 Km. de lo que hoy es el parque central. De esta manera comienza la colonización, luego con la llegada de varias familias entre otras Lafebre, Garay, Garcés, Gómez, Ortiz, Vallejo provenientes de la provincia del Azuay y Cañar quienes luego de un corto periodo en el sector de Méndez se establecieron en donde hoy es Logroño, el principal motivo fue la búsqueda de suelos fértiles para conseguir los medios de vida.

FUNDACIÓN Y PARROQUIALIZACIÓN

En 1952, el Sr. Santiago Lafebre, el Rvdo. Albino Gómez Coello y los habitantes del sector inician las gestiones para la creación de una nueva parroquia. Eligen los terrenos que luego son donados por el Señor Serafín Vallejo

Por lo indicado el 13 de febrero de 1952, se conforma el denominado “Comité de Embellecimiento y Parroquialización de Logroño”, en memoria y reconocimiento a su histórico nombre. A partir de esta fecha se desarrollan varias actividades entre las principales están los trabajos de trazado de las principales calles de la población dando la característica urbana al centro poblado.

El comité en mención realiza las gestiones pertinentes ante las autoridades provinciales y nacionales para conseguir la parroquialización de LOGROÑO, hecho que se dio el 16 de septiembre de 1955 durante la presencia del Dr. José María Velasco Ibarra, constituyéndose de esta manera una parroquia mas del cantón Morona.

Los límites fijados como parroquia se determinaron de la siguiente manera:
Por el norte, con los ríos Tutanangoza y Chankachankaza; por el sur, con el río Chupientza; por el este, con la cordillera del Cutucú, y por el oeste, siguiendo el curso superior Chankachankaza hasta el vértice natural de la cordillera del Raen – Nadie.

Acto seguido a este importante acontecimiento se nombraron las principales autoridades: Sr. Santiago Lafebre primer Teniente Político y Sr. Manuel Jara presidente de la junta parroquial.

CANTONIZACIÓN

Con la llegada de un gran número de personas desde el Méndez, Azuay y Cañar principalmente y con el auge de la explotación agrícola-ganadera, Logroño tras 36 años de vida parroquial experimento un crecimiento físico y poblacional relativamente importante en la región. Por su posición geográfica y la buena posibilidad para el comercio y colonización, sus habitantes y autoridades gestionan ante el gobierno central para elevarla a la categoría de cantón; la gestión se inicia el 14 de octubre de 1992.

Sus principales gestores Juan Altamirano y Guillermo Lozada al frente del comité pro Cantonización, el apoyo de Herminio Álvarez quienes realizan importantes actividades, como son las de conseguir la adhesión de la parroquia de Yaupi y elaborar los justificativos de ley necesarios para la tramitación del proyecto, expediente que una vez así preparado fue puesto a consideración en el orden que sigue: Municipio del Cantón Sucúa, Consejo Provincial de Morona Santiago, Comisión de Límites interno de la República, Congreso Nacional y Presidencia de la República, proyecto que inicialmente fue objetado, pero logró su objetivo final al ejecutarse y publicarse en el registro oficial el día 22 de enero de 1997, con lo cual, Logroño alcanza su Cantonización y por ende su representatividad política – administrativa como cantón de la República.